Control Fiscal de las sociedades españolas en Francia

Si  opera en Francia y es objeto de un procedimiento de inspección en este país, a continuación le presentamos algunos principios claves para comprender el desarrollo de este procedimiento.

1. Razon de un control fiscal de sociedades extranjeras en Francia

Las empresas extranjeras pueden ser objeto de diversos controles administrativos en Francia, aun operando allí de forma temporal (ej. obras o trabajos de construcción) o “a distancia” (ej. ventas a distancia por internet).

Para las obras realizadas en Francia, un control de la inspección de trabajo sobre las condiciones y autorización del personal que opera sobre el territorio francés puede conllevar un control de la URSSAF (seguridad social) y posteriormente un control fiscal (una “revisión de la contabilidad”) para asegurarse que la sociedad extranjera cumple debidamente con el pago de los impuestos en Francia.

Es igualmente frecuente, para las ventas a distancia por internet (especialmente vía plataformas “market place”) que un control fiscal de la sociedad extranjera sea activado por comprobación cruzada de las declaraciones fiscales de los clientes franceses de los “market place” franceses, o debido a los controles fiscales de estos últimos.

2. ¿Es objeto de una inspección fiscal en Francia?

Los inspectores tributarios disponen, en aplicación del artículo L 16 B del Libro de Procedimientos Fiscales francés, de un derecho de visita y de embargo (o inspección fiscal) en cualquier lugar, incluso privado, para la búsqueda de infracciones en materia fiscal. Bajo requerimiento, la administración solicita al juez autorizar el procedimiento de visita y de embargo.

A raíz de la inspección, un procedimiento verbal constatando el procedimiento seguido y la integralidad de las piezas incautadas será remitido al contribuyente.

Existen dos vías de recurso contra este procedimiento de visita e incautación: (i) contra el desarrollo de las actuaciones inspectoras (ii) contra el acuerdo del juez autorizando a la inspección.

Estos recursos son costosos, complejos y no suelen impedir la aplicación de un control fiscal completo.

3. ¿Es objeto de una revisión de contabilidad?

La administración fiscal francesa puede realizar una revisión de la contabilidad de su empresa.

Normalmente el control se realiza in situ, es decir en la sede de la empresa o en todo lugar que propongan al inspector. En el caso de empresas extranjeras sin presencia física en Francia, es preferifble nombrar un representante en Francia, ya que de lo contrario el control se realiza principalmente mediante la atención de requerimientos por escrito a la empresa o clientes, entidades financieras, etc., o incluso por la aplicación de la asistencia administrativa de las autoridades fiscales en el Estado de la sede de la empresa, si fuera necesario.

Al finalizar, la administración le envía una “proposición de rectificación” con la rectificacion de impuestos resultante.

4. ¿La administración aplica el procedimiento de tasación de oficio?

El procedimiento de rectificación en principio es contradictorio y se caracteriza por un dialogo entre la administración y el contribuyente.

No obstante, en ausencia de aclaraciones por parte de la empresa a las peticiones de aclaración y de justificación, la administración puede aplicar el procedimiento de “tasación de oficio” que le permite evaluar las imposiciones debidas sobre la base de los elementos de los que disponga. Esta notificacion tiene por efecto privar al contribuyente de su derecho a acceder al superior jerárquico o al interlocutor del departamento.

Por último, la empresa que se niegue a responder a las peticiones de la administración se expone igualmente a las consecuencias de la oposición al control fiscal (especialmente, incremento del 100%).

Por lo tanto aconsejamos contestar debidamente a las peticiones de la administración fiscal y de instaurar un dialogo constructivo con ésta, mejor en presencia de su asesor.

5. ¿La administración le aplica un incremento del 80 % por actividad oculta?

En el marco del control fiscal de las sociedades extranjeras, la administración tiende a aplicar un incremento del 80% (artículo 1728-1.c del CGI) por actividad oculta motivando que la sociedad no ha dado a conocer su actividad en un centro de formalidades de las empresas o en la secretaría del tribunal de comercio francés, o (si procede) se ha dedicado a una actividad ilícita y no ha cumplido con sus obligaciones de declarar en los plazos legales.

En ciertas situaciones este incremento del 80% se puede recurrir. Esto ocurre especialmente en el caso de procedimientos llevados a cabo contra una sociedad española debidamente registrada en España y que haya pagado sus impuestos sobre la parte de los ingresos que la administración francesa desea someter al impuesto en Francia durante el procedimiento de rectificación. Por consiguiente, es oportuno recurrir esta calificación de actividad oculta y la aplicación del incremento del 80%.

6. Si no estàn de acuerdo con la rectifcacion de hacienda

La empresa podrá realizar alegaciones a la propuesta a las que  contestarà la administración. Por los puntos a los que sigan en desacuerdo, podrán solicitar una entrevista con el responsable del inspector y, si el desacuerdo persiste a pesar de las conversaciones, acudir a la comisión departamental y tribunales administrativos.

Pero este proceso no les exime del pago reclamado por la administracion.

Si consiguen un aplazamiento del pago pero no consiguen que les den  razón al finalizar los recursos, tendràn que pagar intereses de demora.

7. ¿Cuando tendran que pagar ?

 Al término del procedimiento de dialogo, por el complemento de impuestos a pagar, la administracion emitirá una notificación de recaudación (AMR) que podrá recurrir en el marco de un procedimiento contencioso.

8. ¿Es posible negociar un aplazamiento o una transacción de la deuda fiscal?

Si lo solicitan, pueden obtener un aplazamieno, pero no es automatico. Para obtenerlo, deben demostrar la existencia de dificultades financieras y dar a la administración fiscal suficientes garantías de pago. El compromiso debe indicar la duración (màximo dos años), el importe de los vencimientos y el pago de un anticipo significativo.

La administración puede solicitar garantías para asegurarse el posterior cobro. Si las garantías ofrecidas son estimadas insuficientes, la administración puede tomar medidas cautelares para los impuestos impugnados (embargos cautelares…) y aplicar intereses de demora.

Tambien pueden negociar una transacción con la administración fiscal. En este caso, la administración fiscal solo puede disminuir las sanciones o impuestos directos, pero en contrapartida, deberá pagar la cantidad fijada por la administración fiscal y renunciar a todo procedimiento litigioso.